El motor cuenta con todo un mecanismo de piezas grandes y pequeñas que permiten que funcione de la manera más óptima y adecuada. Aun los componentes más pequeños juegan un papel super importante en el buen funcionamiento del motor. Este es el caso del bulón, el cual permite que el pistón y la biela funcionen adecuadamente. 

¿Qué es el bulón del motor?

El bulón del motor es un pequeño cilindro de acero que sujeta el pistón y la biela de forma segura. También es conocido como eje de pistón, y a pesar de ser una pieza relativamente pequeña, provee bastante seguridad a esta unión. 

El bulón de motor está fabricado en acero de aleación especial que le provee una alta resistencia. Tiene que ser bastante duro y resistente para soportar la presión que existe por el movimiento de eje del pistón y la biela. Los bulones del motor son huecos por dentro y pulidos por su parte exterior. 

¿Para qué sirve el bulón del motor? 

Su tarea principal es dar una unión resistente al pistón y la biela ante la fuerza producida por el movimiento y a las altas temperaturas que alcanza el motor en el proceso. Además, el bulón también transmite la fuerza del pistón a la biela, y sirve como un cojín que hace que el pistón siga en movimiento mientras la biela gira. 

Tipos de bulon de motor

En el mercado existen diferentes tipos de motores, cada uno con su beneficio particular. En total, existen dos tipos de bulones para el motor, los cuales son: 

Bulón fijo a la biela

Como lo indica su nombre, este bulón está fijo a la parte inferior de la biela por presión. Este tipo de bulón se utiliza principalmente en motores de grandes cilindradas, es uno de los más populares en la actualidad, y se utilizan en motores de diferentes cilindros. 

Su principal ventaja es que su posición y la presión con la que está puesto reduce el ruido durante el funcionamiento de la biela y el pistón. 

No obstante, lo más complicado del bulón fijo es su montaje, ya que tiene que quedar exactamente en el centro de la biela para que pueda funcionar adecuadamente. Por tanto, la única manera de montarlo es calentando el pie de la biela para que el metal se expanda, y así pueda encajar bien el bulón. 

Un bulón más puesto puede producir problemas en el ralentí y golpeteos en el motor. 

Bulón flotante

El bulón flotante se encuentra en el soporte del pistón y la biela. Su nombre se debe a que flota entre la biela y el pistón en un flotador, no causando ningún tipo de interferencia o roce entre los dos componentes. La gran ventaja de este tipo de bulón es que la fricción se disminuye en más de un 50%

La manera en que el bulón se sujeta a ambos extremos es con unas juntas elásticas. Además, cuenta con unos aseguradores de anillo que evitan que se muevan o se salgan los pasadores, ya que pueden terminar rozando con los cilindros. 

Sin votos